Contraseña olvidada

tímido

Ser tímido puede definirse como el miedo que una persona siente ante situaciones sociales en las que está expuesto a la observación de otros.

Deseando pasar desapercibida porque no les gusta ser el centro de atención. Sin embargo, la timidez no es una enfermedad.

No obstante, ser tímido nos afecta para conseguir trabajo, debido a que a la persona tímida se le hace difícil buscar y conseguir empleo; o una vez conseguido tiene dificultad de comportarse en forma satisfactoria y de progresar en el cargo que  desempeña.

Esto puede ocasionar en la persona pensamientos negativos en relación a si estará haciendo las cosas mal, si lo estarán criticando los que lo evalúan o cómo le irá en la reunión de trabajo que se aproxima, entre otros.

Es por ello, que la persona tímida se cierra muchas puertas a nivel laboral.

La comunicación es vital para el trabajo en equipo, por lo tanto ser tímido puede dañar o poner en riesgo el adecuado desempeño dentro de la empresa. Así como su aceptación en el momento de la entrevista de selección para el empleo.

¿Cómo afecta el ser tímido?

La timidez puede provocar que la persona se retraiga, no exponga sus ideas y no tenga habilidades para el liderazgo; a pesar de tener una opinión. Pero al no poder mostrarla suele ser un factor que se considere como un defecto en su perfil profesional.

En realidad, ser tímido nos afecta laboralmente ya que tenemos menos oportunidades de ascender en una empresa; debido a no querer destacar frente a los demás compañeros.

Por miedo a no ser mejor que los otros, a lo que dirán de nosotros o a no ser aceptado para el ascenso.

En ocasiones, la persona tímida tiende a escoger trabajos que no le obligan a tener un trato directo con clientes, consiguiendo en la mayoría de los casos empleos que quizás son de peor remuneración o de menor éxito profesional, aún teniendo las capacidades.

Igualmente, ser tímido implica muchas veces sentirse poco útil y con poca capacidad para buscar una solución a problemas que puedan surgir, ya que las personas tímidas suelen tener baja autoestima y esto las hace menos eficiente en su trabajo.

El caso es que en la mayoría de los trabajos valoran a la persona eficiente, capaz y decidida y estas son justamente las características que le faltan a una persona tímida.

Consecuencias en el trabajo:

Una persona tímida no se atreve a intervenir o aportar nuevas ideas en una reunión de trabajo.

Suele ser poco espontánea cuando trabaja en equipo. Lo que refleja su miedo a ser juzgada si expresa su opinión.

Por lo que termina siendo imperceptible y tiende a quedarse estancada en su cargo o incluso perder su valor como profesional.

Tienden a aislarse con respecto al resto del grupo por lo que son percibidos  como muy reservados o «marginados» y les cuesta asumir responsabilidades.

Finalmente, ser tímido es un aspecto personal que no debería ser valorado en una entrevista de trabajo.

Sin embargo, es un sesgo muy común por parte de los empleadores ya que confunden timidez con incapacidad para relacionarse con el público.

Bolsa de Trabajo Parguay
Buscá en Google Bolsa de Trabajo Paraguay